Doctrina 02

De ÉticaPsicológica.org

Artículo de referencia: Doctrina 02 - COLPSIC 
Proyectada por: Gerardo Hernandez 

Esta doctrina trata el tema del Secreto Profesional, sobre el cual se acuerda:

  1. Acogerse a la norma constitucional y legal que prescribe que el Secreto Profesional es inviolable.
  2. Apoyar los postulados de la Corte Constitucional, asumiendo como no escritas las normas legales que prescriben salvedades al Secreto Profesional.
  3. Que la violación del Secreto Profesional por parte del psicólogo tendrá que ser investigada por los Tribunales Deontológicos y Bioéticos de Psicología de acuerdo con lo dispuesto en la Ley 1090 de 2006.
  4. Que hay ocasiones en que la información dada al psicólogo, así como los resultados de sus evaluaciones, pueden llegar a ser de dominio público o de conocimiento de terceros, y que en esos casos, el psicólogo debe acudir al Consentimiento Informado en donde se debe expresar de manera clara y explícita tal situación.
  5. Que cuando el profesional de la psicología estime conveniente revelar el Secreto Profesional, porque de no hacerlo llevaría a un evidente daño a la persona o a terceros, lo hará bajo su entera responsabilidad, y que deberá recurrir, en su defensa, al principio ético doctrinal universal del Mal Menor, y a las causales justificativas del hecho consagradas en el artículo 32 de la Ley 599 de 2000.
  6. Que antes de tomar cualquier decisión en cuanto a violar la reserva de sus consultantes, deberá hacer un profundo análisis, apoyándose en cualquiera de las estrategias recomendadas para ello, en especial, en los diez pasos para la toma de decisiones consagrados en el Código de Ética de Canadá o en las recomendaciones que hace el Meta Código Europeo de Ética del Psicólogo.
  7. Que en todo caso, el psicólogo deberá informar a sus consultantes sobre las limitaciones al Secreto Profesional, de acuerdo con lo dispuesto en el numeral 5 del artículo 2 de la Ley 1090 de 2006; que si el consultante está de acuerdo, se debe consignar dicha limitación en el Consentimiento Informado. Pero si el consultante no está de acuerdo, y aun así el psicólogo lo acepta en consulta, deberá respetar su compromiso y bajo ninguna circunstancia revelará el Secreto Profesional sin la expresa autorización del consultante. De hacerlo, lo hará siguiendo lo dispuesto en los numerales 4 y 5 de la presente doctrina.
  8. Las consideraciones expuestas en la presente doctrina serán las que guíen la actuación de los Magistrados de los Tribunal es Deontológicos y Bioéticos de Psicología cuando se esté investigando la conducta de un colega, relacionada con la violación del Secreto Profesional.